• J

Cuerpo, Mente & Alma



Cuerpo, Mente & Alma


He mencionado en varias ocasiones la importancia de comprender la complejidad de la experiencia humana desde la conexión de sus distintos componentes. Partamos por lo básico, somos la unión de nuestro cuerpo, mente y alma.


Es desde esta complejidad donde nos acercamos, insertamos y relacionamos con el medio. Con este conjunto de componentes nos enfrentamos a un mundo lleno de estímulos y acontecimientos que van marcando y modificando continuamente nuestro ser.

Cada vez que nos enfrentamos a una situación o un estímulo, un complejo sistema se pone en marcha. Nuestras creencias sobre el mundo y sobre nosotrxs mismxs, los recuerdos, las emociones, nuestra biología entra en función para responder de una manera específica a aquella situación/estímulo.


Si descuidamos alguna parte de nuestra experiencia o alguna de estas está debilitada vamos a ver consecuencias en las otras. Somos un sistema complejo, donde el todo es más que la suma de las partes. Sin una de las partes no se logra entender la complejidad de las personas.


Un ejemplo de cómo estos aspectos se manifiestan son las consecuencias del estrés emocional. El estrés puede afectar el cuerpo alterando ritmos biológicos, aumentando la presión arterial, puede causar inflamación, problemas digestivos, dolores de cabeza, entre otros. Además, a nivel mental y cognitivo, altos niveles de estrés pueden afectar en los procesos de atención, concentración, memoria, creencias y razonamiento.


Es importante entender que no solo nuestro mundo emocional pueden afectar a los otros sistemas. Una lesión física o una enfermedad biomédica pueden afectar también a la persona a nivel emocional llevando a estados de sufrimiento, depresión e incluso pueden afectar sobre el sistema de pensamiento y creencias.

L@s invito a hacerse cargo de cada aspecto de su experiencia. Tenemos que procurar nutrir no solo nuestro cuerpo físico sino también nuestro espíritu y nuestra mente. Un buen estado emocional, un estado de conciencia corporal y cuidado físico y un buen sistema de creencias puede ser muy significativo en cómo nos enfrentamos ante las adversidades y situaciones de malestar.


Empecemos a tomar conciencia y a observar en nosotr@s mism@s la conexión entre nuestras distintas experiencias. Los invito también a involucrarse en prácticas o actividades que les permitan conectar con estas áreas como un conjunto.


El yoga por ejemplo es una práctica que implica la conexión cuerpo, mente y alma. Nos invita a tomar conciencia corporal, darle confianza a nuestras capacidades físicas, a conectarnos con nuestros ritmos. Nos invita también a salir de nuestra mente, a tomar perspectiva de nuestras creencias y a observar con calma y sin juicio el malestar.


Al final el balance entre cuerpo, mente y alma es lo que te puede acercar a un verdadero estado de bienestar. Esto va a implicar crear conciencia sobre la importancia y el efecto que ejerce cada sistema sobre el otro y el desarrollo de herramientas y distintas prácticas de auto-cuidado como esta mencionada.


Porque realmente,

Lo vale.


6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Ansiedad

 

Formulario de suscripción

  • Instagram

©2020 por Porque lo valgo. Creada con Wix.com